Perseguir el bienestar a través del trabajo

James se crió en Denver con una familia que le apoyaba mucho. Recuerda que siempre que llegaba a casa había una comida casera y tortillas frescas hechas por su madre. Vivió una vida regular hasta que, a alrededor de los 50, su vida dio un giro inesperado. A James le acusaron de un delito que no había cometido. Él sabía que era inocente, pero las acusaciones lo hundieron en una profunda depresión.

James pasaría seis años entrando y saliendo de un juzgado, y finalmente demostraría su inocencia. En esos seis años, dio muchos testimonios emotivos y completó varios interrogatorios. Incluso se sometió a una prueba de polígrafo para dar apoyo a su caso.

En ese momento, James no trabajaba y sentía que había perdido todo lo que contribuía a su bienestar. Se cansó de la cantidad de tiempo y energía que le ocupaba el caso y se sintió desesperado.  

James reconoció que no era la misma persona, pero no sabía qué hacer. La hermana de James se dio cuenta de que lo estaba pasando mal y supo reconocer que necesitaba ayuda más allá de lo que la familia podía brindarle. Le sugirió que mirara los servicios de WellPower.

James buscó tratamiento en WellPower y descubrió que lo que estaba padeciendo era depresión. Se reunió con un psicoterapeuta durante un año que le proporcionó herramientas para ayudar a James a sobrellevar el resto de su batalla judicial.

Encontrar la fuerza en la resiliencia

James superó su caso y nunca fue imputado por un delito. Al final de esos seis años, se dio cuenta de lo mucho que había superado. “Era el momento de recuperar mi vida y estar bien”, comentó James. “Tengo un buen corazón, buena cabeza y actitud y quería llegar a un punto de mi vida en el que sintiera que estaba triunfando”.

El primer paso para recuperar su vida era encontrar un empleo. James solicitó un puesto de chofer en el centro de recursos para adultos de WellPower y empezó a trabajar. El centro de recursos para adultos proporciona artículos donados como alimentos, productos de higiene, libros y más. James era el encargado de recoger estas donaciones que ayudan a las personas y familias que reciben servicios de WellPower.

James recibió un certificado de reconocimiento por su trabajo después de sólo un par de meses. Lo recuerda como un momento de mucho orgullo en su trayectoria. Este puesto era a tiempo parcial, y James estaba ansioso por encontrar un empleo a tiempo completo; reconoció lo mucho que un trabajo enriquecía su vida.

A James le aconsejaron que consultara los servicios de 2Suceed. 2Succeed es el programa de empleo y educación de WellPower que enseña habilidades profesionales a las personas que se encuentran en fase de recuperación y les proporciona asesoramiento profesional.  

En 2Succeed, James conoció a un trabajador compasivo que colaboró estrechamente con él. Pudieron identificar sus puntos fuertes y trabajar en su currículum y presentar juntos las solicitudes de empleo.

Encontrar un propósito a través del trabajo

El especialista de empleo y James consiguieron encontrar un trabajo que entusiasmó a James. Fue a una entrevista y no consiguió el trabajo. Sin embargo, no pudo dejar de pensar en ello y un mes después le animaron a volver a intentarlo, y esta vez lo contrataron. James lleva ya siete años trabajando para Innovage como chófer.

James pasa los días transportando a clientes mayores a sus citas médicas. En 2018 recibió el premio al empleado del mes después de haber trabajado más de 15 horas en medio de una tormenta de nieve. Además, recibe constantemente cartas de parte de los consultorios médicos sobre cómo ha ido más allá en su función.

James comenta que intenta hacer que sus clientes se sientan lo más felices posible cuando van con él. Tiene muchos chistes y un sentido del humor que les hace sonreír.

James empezó con el salario mínimo y hoy gana un salario digno. James no sólo es un gran empleado, sino que ama su trabajo. Y desea que otros encuentren un trabajo en el que también encuentren un propósito.

“Hay gente que quiere ayudarte”, dijo James. “Al menos tienes que presentarte e intentar hacer algo con tu vida. No importa lo mal que se ponga tu vida, nunca te rindas. Yo nunca me rendí, aunque me encontraba al límite, pero sabía que podía triunfar en algo”.